Bienvenida

La tarea del filósofo es erótica: provocar al conocimiento, embriagarse, seducir, dialogar, ser amante de la sabiduría. La sabiduría esta en todo: hombre, lenguaje, música, tiempo... van de la mano. Es difícil definir a uno excluyendo a los demás. Sin embargo, cuando decimos algo de uno, también estamos diciendo algo de lo otro. El presente no es un trabajo, sino un acto de cortejo hacia la música y la filosofía, tal vez un acto de representación.

Sunday, June 16, 2013

En torno a la película “Los coristas”.

Según la  tradición occidental –cuya cuna es Grecia-, existe una relación estrecha entre la música y la educación. Hay un mito que alude  simbólicamente-aunque de manera grotesca-  ésta relación: el mito de Orfeo. Según la narración, con su música, Orfeo era capaz no sólo de calmar a las bestias salvajes, sino incluso de mover árboles y rocas y detener el curso de los ríos. La analogía del mito educativo consiste en que Orfeo es el maestro y las bestias son los alumnos, la música es el conocimiento, lo que hace que la bestialidad ceda el lugar a la humanidad.   
 También en Grecia, el filósofo Pitágoras, fundó una escuela-monasterio-universidad donde se enseñaban conocimientos de matemáticas, astronomía, filosofía, nutrición y música. En ese lugar, a la música se le atribuyen efectos benéficos sobre la salud física y espiritual. Se dice que Pitágoras a sus mejores alumnos los deleitaba con conciertos musicales que él mismo ejecutaba.  

Los también griegos, Platón y Aristóteles, definen a la gimnasia y a la música como disciplinas necesaria para formar a los individuos,  la primera para el cuerpo, la música para el carácter. 

En la edad media media, nace la escuela llamada de las 7 artes liberales: el  Trivium et Quadrivium . Los tres y cuatro caminos del conocimiento de los hombres libres”: por un lado Gramática- Dialéctica- Retórica; por otro lado  Aritmética-Geometría-Astronomía- Música. El Trivium se utilizaba para saber hablar bellamente y con verdad; el Quadrivium para acceder a conocimientos matemáticos –abstractos y contemplativos- conocimientos universales de números, ángulos, astros, y cantos. 

Es en  la edad media donde surge la llamada Escolástica. La Iglesia tiene mucho poder en diversos ámbitos: economía, política, arte y educación. Ella es depositaria de de los saberes, de la verdad. Dice que es lo que se debe enseñar y lo que no se debe. La educación es Evangelio. Lo que sale del evangelio es el mal y hay que erradicarlo, de ahí las constantes persecuciones o quema de pensadores y proto-científicos como Giordano Bruno o Galileo, por mencionar los más notables.  De esta época es la idea de la llamada educación tradicional, donde el profesor siempre tiene la razón, la verdad, la autoridad.
Con el Renacimiento, la escuela da un giro, mediante la génesis y especialización de las ciencias (química, física y en el siglo XIX con la psicología),  el ser humano se percibe como un ente capaz de crear y de dirigir su propio destino, por encima incluso del mandato de Dios. 

En la trama de la película “Los coristas” se muestran tres épocas, quizás estilos o modos de educar: La época antigua, por el método que utiliza “Clemente Mathie” para educar mediante la música; La escolástica, por el autoritarismo con que se manejan los profesores, sobre todo el  Director; La época moderna por las alusiones al uso de métodos experimentales educativos -Psicología y psiquiatría- recordar  que la trama de la película se desarrolla en el “internado de reeducación de niños con problemas  `Fondo del estanque`“. También por la alusión continua a la tercera ley de Newton (Ley de acción y reacción) que en el internado se ha adoptado como principio rector: “Acción, reacción, es lo único que entienden”. Por cierto que ese principio adoptado en el internado era correcto –hay diversas sugerencias a ello- : a las acciones de los niños se les responde con una reacción: sus travesuras son castigadas. Pero también a las acciones del director con su autoritarismo violento hay una reacción: los niños responden con violencia. En tanto que a las acciones de empatía y no violenta  del profesor guardia Mathie son respondidas con empatía y no violentas. Así pues su lema y principio “a toda acción corresponde una reacción” era correcto. La diferencia es el medio, la manera en cómo era aplicado. 

Hay estudios en torno a la música y la educación que muestran la educación musical repercute en todas las otras disciplinas (Efecto Mozart), y que hay una estrecha relación entre matemáticas y música. Japón es uno de los países que ha invertido esfuerzos en la educación musical (Método Suzuki) y está entre los países mejores evaluados a nivel mundial. En México pocos alumnos tienen acceso a la educación musical o es deficiente, es lo que Karla María Reynoso (2009) llamaría un analfabetismo musical. 

Finalmente, cuando mencionamos que el método de Mathie, nos manda a la antigüedad es con el fin de señalar que no es nuevo el saber en torno a los efectos que tiene la música sobre los individuos. Si la música, como se menciona en la película, “vuelve más inteligentes a los alumnos”, entonces es lógico suponer el por qué los gobernantes tienen poco interés en educar musicalmente a los niños.


1 comment:

Viridiana Goytia said...

Hola Josué,

Me llamó la atención tu blog ya que se refiere a un tema que trabaje como tema de investigación. El problema que le encuentro a tu acercamiento al tema es que asumes un significado univoco al concepto de música.

Me explico, hablas de la importancia de la música y su relación con la educación en distintas etapas de la historia de la humanidad asumiendo que se refieren a un mismo objeto. Sí, efectivamente la música es una parte importante de la formación de los ciudadanos griegos, si sólo tomamos en cuenta algunos pasajes de los diálogos de Platón, pero lo que los griegos están entendiendo por "música" no es la ejecución de instrumentos, si no a la inspiración que produce una deidad y que es la causa de la producción de cualquier arte, es decir, que el arte no le pertenece al artista e inclusive Platón habla del peligro que representa la música porque no hay conocimiento ni responsabilidad del artista sobre su arte.

Para los antiguos el concepto de música está íntimamente unido a la idea de orden divino y tampoco se refiere a la ejecución musical, esta sigue siendo vista como algo bajo e indigno hasta muy entrada la modernidad renacentista donde es el desarrollo de la técnica la que se valora por encima de la mera especulación. E inclusive en ese tiempo no era muy bien valorada, para pensadores tan relevantes como Kant no la consideraban más que un ruidito agradable.

Es hasta los filósofos del primer Romanticismo alemán cuando la música, como secuencia de sonidos ordenados que transmiten un sentimiento, toma el sentido que quieres dar en tu presentación. Schleiermacher específicamente es quien habla de la importancia de la música para la educación del hombre, por ser la manifestación más pura del sentimiento y que devuelve al hombre a una unidad perdida con la divinidad y a la concordia con el resto de la humanidad.